PARA TODAS LAS APLICACIONES

Salt-Away es un producto a base de agua, no peligroso, es una solución biodegradable, y posee propiedades que disuelven, liberan y remueven cristales de sal de cualquier superficie. El Agua por si sola no puede remover todas las sales de una superficie. El uso de Salt-Away no puede corregir dańos pasados, pero trabajará para proteger contra la corrosión producida por la sal y reducirá costosas reparaciones causadas por la sal. Salt-Away romperá y removerá acumulaciones de sal al usarlo repetidamente.

Salt-Away puede ser usado con seguridad en metales, fibra de vidrio, pintura, caucho, plástico, cromo, vidrio, concreto, ladrillos o cualquier otra superficie expuesta a la sal. Salt-Away, mezclado con agua, lava la sal de las superficies tratadas dejando una película protectora en la superficie, hasta que la superficie sea expuesta de nuevo a la sal o al agua. Un inhibidor de corrosión de alto desempeño en el producto ayuda a proteger metales contra los efectos de la corrosión si el producto no es lavado de la superficie tratada. Salt-Away no eliminara cera o causara rayas o manchas. Es fácil de aplicar usando un equipo de lavado a presión, junto a la unidad de mezclado Salt-Away, así como las botellas con atomizador, ya listas para ser usadas para aplicaciones pequeñas, o sumergiendo los artículos en un envase que contenga la mezcla de Salt-Away con agua.

Salt-Away le ofrece el más fino, seguro y más confiable producto en su categoría. Estas caracterÝsticas han sido norma desde que Salt-Away hizo su inserción en 1994.

©Derechos de autor, Salt-Away Products 1994. Reservados todos los derechos.

 

Aprenda más sobre Salt-Away en estos videos de información del producto.